3 semanas ago

Solo nos faltaba follar en la cocina, ese día la estrenamos.

Las largas y sensuales noches en el cuarto y en el baño habían tornado algo monótona la relación y el sexo, esa mañana sentí la necesidad de metersela hasta el fondo y que me pidiera mas hasta correrme dentro de ella y la cocina fue el lugar para realizar dicho deseo.