11 horas ago

Se folla al esposo de su vecina en sus narices y no lo nota.

Tener un amante a veces es divertido a veces arriesgado pero que sea el esposo de tu vecina y follártelo prácticamente a su lado, solo separados por una pequeña sabana es otro nivel de osadía. Cuando las ganas de follar aparecen solo hay una cosa por hacer.